DOMINGO XXII DEL TIEMPO ORDINARIO. 01/09/2019

LECTURAS

1ª.: Eclesiástico 3, 19-21. 30-31.

Sal 67, 4-5ac. 6-7ab. 10-11.

Carta a los Hebreos 12, 18-19. 22-24a.

 Lucas 14, 1. 7-14

La Palabra de Dios en este domingo tiene un tema clave: LA HUMILDAD. Algo que en tiempos de Jesús no estaba precisamente, bien valorado, pero que hoy es también una de las virtudes que menos estima recibe en este mundo de competencias infernales, de luchas a muerte por los primeros puestos, por las grandes producciones, por los estilos arrogantes de comportamiento. Sin embargo, no tiene ser esta la actitud del discípulo de Cristo que tiene que escuchar en la primera lectura del libro de la Sabiduría: ” Hijo mío, en tus asuntos procede con humildad y te querrán más que al hombre generoso. Hazte pequeño en las grandezas humanas, y alcanzarás el favor de Dios”, un Dios que revela sus secretos a los humildes. Es el tema de la primera parte del evangelio, que nos presenta la invitación que le hace un fariseo a Jesús para comer en su casa y ve que los invitados buscan los primeros puestos en el banquete, mientras el Señor nos dice: Vete al último puesto. Por qué tiene que ser esto? Porque los discípulos de Jesús seguimos al que no vino a ser servido sino a servir, al que siendo de condición divina, se vació de sí mismo para entregar la vida por la salvación del mundo. Por eso, nosotros tenemos que vaciarnos de nuestros egoísmos para entregarnos a los demás

Por eso la humildad está íntimamente unida a la caridad,es la segunda parte del evangelio: invita a los que no pueden pagarte.

¿Te ha gustado este contenido?

Puntos: / 5. Votos:

Siento mucho que no te haya gustado.


Comparte este contenido: