SOLEMNIDAD DE LA VIRGEN DEL ROSARIO

5
(1)

Este año, el 8 de septiembre coincide con el domingo XXIII del tiempo ordinario, pero en nuestro barrio de Garrapinillos, celebramos la solemnidad de nuestra patrona, la Virgen del Rosario, la devoción más antigua de Garrapinillos, donde cimentamos nuestras raíces de fe.

Y podemos decir que

La devoción de la Virgen del Rosario tiene su razón de ser, de forma especial, en el rezo del Rosario, al que podríamos llamar “devoción de devociones” por su sentido cristológico y mariano, por su carácter evangélico, por su valor comunitario y por su difusión universal y que determina con exclusividad una forma de invocar cultualmente a María, Madre de Dios.

         Sentido cristológico y mariano, porque unidos a María contemplamos el Misterio de Cristo, desplegado en la contemplación de los misterios concretos de la vida de Cristo, o sea, en la contemplación del Misterio de la salvación.

         El carácter evangélico del Rosario lo expresaba perfectamente el Papa Pablo VI en la exhortación apostólica “Marialis cultus”: saca del Evangelio el enunciado de los misterios y las fórmulas principales; se inspira en el Evangelio para sugerir, partiendo del gozoso saludo del Ángel y del religioso consentimiento de la Virgen, la actitud con que debe recitarlo el fiel; y continúa proponiendo, en la sucesión armoniosa de las Ave Marías, un misterio fundamental del Evangelio —la Encarnación del Verbo— en el momento decisivo de la Anunciación hecha a María”.

         Invocación, finalmente de María como Madre de Dios. Por ello, al ser María Madre de Cristo-Cabeza y estando unida a la estirpe de Adán, es también Madre de los que han de ser salvados, como dijo san Agustín: “por haber cooperado a que naciesen en la Iglesia los fieles que son miembros de aquella Cabeza”.

Pues que nuestra Madre del Rosario interceda por nosotros para que tengamos siempre la misma disposición y entrega que ella tuvo ante la Palabra de Dios.

¿Te ha gustado este contenido?

Puntos: 5 / 5. Votos: 1

Siento mucho que no te haya gustado.


Comparte este contenido: