DOMINGO XXV ORDINARIO

22 de septiembre de 2019

1ª Lectura del Profeta Amós 8, 4-7

Sal. 112, 1-2. 4-6. 7-8

2ª Lectura de la primera carta del Apóstol San Pablo a Timoteo 2, 1-8

Lectura del santo Evangelio según San Lucas 16, 1-13

La primera lectura del profeta Amós la podíamos titular: oráculos contra los explotadores. Israel, en tiempos del profeta tenía un tiempo de prosperidad. Pero la prosperidad económica no significa siempre prosperidad ética y moral. El lujo de unos pocos se conseguía a costa de los pobres. Los jefes, terratenientes y comerciantes prosperaban y se enriquecían injustamente. Los jueces se habían puesto de parte de los ricos, dejándose sobornar en perjuicio de los pobres. Religiosamente, no era mejor la situación.

         Es el mismo tema que plantea Jesús en el evangelio y que podíamos definir con el párrafo final: Ningún siervo puede servir a dos amos: porque o bien aborrecerá a uno y amará al otro, o bien se dedicará al primero y no hará caso del segundo. Y Jesús lo remata con expresión totalmente clara: No podéis servir a Dios y al dinero.

         Pero parece extraño que Jesús alabe a un administrador corrupto y manipulador. Pero no lo alaba por su proceder injusto, sino por su previsión de futuro, por su astucia – sabiduría. La conclusión debería ser: Preocupaos de las cosas del Reino y su justicia con la misma sabiduría y previsión que os ocupáis de las cosas de esta vida.

         Son unas lecturas de una tremenda actualidad, en esta sociedad corrupta y materializada en la que vivimos, donde nos volvemos a los ídolos del dinero, del poder de la manipulación… Del dominio del hombre por el hombre. Recordemos que esta parábola la dirige Jesús a los discípulos y hoy somos nosotros los discípulos de Jesús, que tenemos que tener siempre presente que no podemos servir a Dios y al dinero, que seguimos a Aquel que nos dijo: Bienaventurados los pobres porque de ellos es el Reino de los Cielos.

¿Te ha gustado este contenido?

Aún no hay votos. ¡Sé el primero en votar!

Siento mucho que no te haya gustado.


Comparte este contenido: